3 claves para el éxito de tu club de fidelización

Existen varias razones de peso para invertir en un club de fidelización. Entre ellas encontramos, por supuesto, brindar satisfacción a los usuarios o consumidores de nuestra empresa, garantizar su lealtad y, finalmente, conocerlos. Un programa de fidelización releva información y nos brinda métricas que nos sirven para identificar mejor a las personas fieles a nuestra marca.

Ahora, ¿Qué es importante que tengamos en cuenta a la hora de diseñar un club de fidelización? Existen varios aspectos que resultan cruciales a la hora de medir el éxito de este tipo de programas.

  1. Transparencia
    Que el 65% de las personas que participan en clubes de fidelización está disconforme, se debe en gran parte a la falta de confianza en el proceso. Mantener conversaciones transparentes y sinceras con los usuarios ayuda a clarificar el proceso y a comunicar los beneficios del programa.
  2. Comprensión
    Si el proceso de canje de puntos de un club de fidelización resulta engorroso o complicado, la posibilidad de mejorar la satisfacción del cliente y fidelizarlo se torna en un resultado de frustración y descontento con la marca.
  3. Accesibilidad
    Un premio asequible es el objetivo de toda participación en un programa de fidelización. Si el usuario se estresa para conseguir el premio o nunca lo alcanza, el club pierde sentido y se vuelve contraproducente.

Manteniendo la dinámica

Mantener al club de fidelización actualizado y dinámico, ayuda no solo a mantener el interés, sino a aprovecharlo como temática para realizar diferentes comunicaciones y reforzar mensajes. Cada novedad o beneficio nuevo es una excusa para contactar a un usuario satisfecho. Por eso las plataformas digitales resultan más convenientes, ya que se adaptan y actualizan de una manera más rápida y fácil que un programa tradicional offline.

Ofrecer productos de otras marcas como premios, también resulta ideal para aprovechar el poder de posicionamiento que ya tienen esas empresas en nuestros usuarios. Por eso es importante elegir marcas que sean compatibles con los valores que priorizamos internamente. Un marketplace con grandes marcas también se torna más dinámico ya que sus productos se renuevan de manera más rápida.

Más allá de todas las claves que podamos dar y que pueden aplicar a cualquier club de fidelización, lo importante es saber que, así como cada empresa es diferente, sus clientes también lo son. Por esa razón es fundamental adaptar el club de fidelización a sus necesidades y características puntuales. Escuchar al usuario nos ayudará a encontrar la mejor manera de definir nuestro programa, garantizando el éxito.